Finca La Estacada

A principios de este nuevo siglo XXI, una serie de bodegas pusieron de manifiesto la calidad de vinos de zonas geográficas españolas nuevas para el consumidor, las llamadas “zonas emergentes” que pusieron en el mapa vinícola comarcas y vinos que mostraban que había vida enológica más allá de Rioja y Ribera de Duero. Finca La Estacada, hoy un gran complejo de bodega y enoturismo, fue uno de esos nuevos vinos.

La Mancha, comarca vinícola más grande del mundo, comenzó a fragmentarse en diversas y nuevas denominaciones de origen que, racionalmente, atendían más a las características del terruño y microclimas de zonas determinadas. Así surgieron denominaciones de origen como Uclés, que abarca una serie de municipios a caballo entre Toledo y Cuenca. En concreto 20 municipios con 1.700 hectáreas donde se cultiva la vid. Zona de clima continental con influencia mediterránea, que se encuentra entre los 500 y los 1200 metros de altitud.

A mediados del pasado siglo XX la familia Cantarero Rodríguez se hace con la propiedad de la finca que toma su nombre de antiguo, La Estacada es nombre de estirpe latina que se remonta a los romanos,

Entrada a Bodega Finca La Estacada

por el lugar pasaba la calzada que iba de Segóbriga a Completum (Alcalá de Henares).

Volvemos es este Finca La Estacada después de varios años sin probarlo, no nos defrauda, muy al contrario, justifica la buena fama que adquirió tiempo atrás, cuando se convirtió en una de las mejores opciones en relación calidad precio en las vinerías del país.

Este Finca La Estacada Tempranillo 2016 criado 6 meses en barricas de roble americano y francés, es un monovarietal que procede de uvas cultivadas en viñedos propios, unas 278 hectáreas en concreto, donde crecen cepas de Tempranillo con una edad media de 25 años.

Sala de barricas

En cata presenta un bonito color granate intenso de borde cereza. En nariz es goloso, mostrando una fruta negra compotada y notas especiadas de la barrica con un recuerdo del terruño evidente. En boca tiene buen cuerpo, con fresca acidez que equilibra su fruta muy madura y una leve cremosidad del roble que apenas subraya el conjunto. Muy agradable al paladar si tenemos además en cuenta su precio.

PVP aprox.: 4,70 €