festival de cine

Se está celebrando desde la pasada semana la octava edición del Festival Internacional de Cine del Vino y el Cava, Most 2018, en diversas zonas vinícolas catalanas. Entre el 8 y el 18 de Noviembre las proyecciones tienen lugar en diversas localidades de la zona cavista por excelencia, Penedés y entre el 28 y el 2 de Diciembre en la comarca vinícola de Priorato.

Juan Muñoz y Clara Isamat tras la proyección

Asistimos a la proyección del documental dirigido por Clara Isamat, con quien conversamos posteriormente, Revolución Líquida, de cuya premier en Barcelona y su tráiler ya dimos cuenta en un reciente artículo. El acto contó con las palabras preliminares de uno de los patrocinadores del Festival, Jaume Gramona, representando a Bodegas Gramona, también intervinieron Xavier Fornos, Director del Festival, la alcaldesa accidental de San Sadurní D’Anoia, en cuyo centro cultural tuvo lugar el acto y la misma directora, Clara Isamat.

Revolución Líquida, es la visión de Isamat del actual mundo de la sumillería española. En el documental los sumilleres son protagonistas, pero, como nos aclaró Isamat en la entrevista posterior, no solo los que sirven en la sala de un restaurante, sino también los que realizan su labor en tiendas especializadas, tabernas de vinos o en la formación. Jóvenes, y no tan jóvenes, sumilleres desfilan por la pantalla contando sus experiencias y, en casos como el del entrañable sumiller gaditano José Antonio Barragán, emocionándose con su trabajo.

Brindando con la directora de Revolución Líquida

Audri Doré, sumiller del equipo de El Celler de Can Roca, Eduardo Camiña y Guillermo Gutiérrez de Mugaritz y el mismo Josep Roca, que se autodenomina “camarero de vinos” nos transmiten su pasión y su visión del mundo del vino, y, en el caso de «Pitu» Roca, las investigaciones que se realizan en Can Roca en torno al vino y su «espíritu». En todos un denominador común, la satisfacción de ofrecer al cliente que acude a sus restaurantes una experiencia especial y única, no solo una comida.

Nos confirmaba Clara Isamat algo que queda claro en su guión, la relevancia concedida a las mujeres y la progresiva equiparación de estas en el mundo de la sumillería. Guiño especial femenino en esa pequeña tertulia montada en la finca de “vinos naturales” de Nuria Renom, con la misma Clara Isamat, con Audri Doré, Ruth Troyano y la sumiller Anna Vicens.

Delia García representa al sumiller de tienda especializada y Rafael Bellido, presidente de los sumilleres sevillanos y andaluces, nos habla de la necesaria asequibilidad del lenguaje del sumiller y del estudio permanente, a través principalmente de la cata, que el oficio requiere. También dan su visión del tema María José Huertas de la Terraza del Casino de Madrid y la visión de futuro desde elBullifoundation, del sumiller Ferràn Centelles.

Acto en la Casa de Cultura de Torrelavit

Tras la proyección tomó la palabra la directora, dando paso a Juan Muñoz, pionero del mundo de la sumillería y su formación en España, quién, en un gesto que le honra, habló en castellano para que todos lo entendieran.

Lo que me da pie a concluir esta crónica con una triste reflexión: Un festival muy necesario para todo el mundo del vino, con proyecciones muy interesantes, pero tremendamente lastrado por cierto aldeanismo nacionalista, que nos ofreció escenas tan surrealistas como la proyección de obras en catalán original subtituladas exclusivamente en inglés, un verdadero despropósito que, como se ha visto en sesiones, apenas lleva público a algunas de las salas. Además de no tener prácticamente ningún eco fuera de la zona.