Fotografía: Manolo Manosalbas
Textos: Javier Compás

Coca Cola sigue apostando fuerte en la promoción de sus refrescos Royal Bliss Premium. Estos días han instalado un original “cubo” en cuyo interior se vive una experiencia gastronómica donde se marida un menú diseñado por el chef de Abades Triana, Elías del Toro, maridado con diversos combinados elaborados con cuatro de las ocho variedades de la marca Royal Bliss, además de un llamativo juego interactivo que sumerge a los invitados en el mundo de estas bebidas.

Gama Royal Bliss

Un diseño envolvente, un cubo cerrado, una mesa perfectamente vestida para la ocasión y una pantalla que recorre todo el perímetro interior de la estancia para que los comensales, hasta un máximo de doce cada vez, se sientan inmersos en la experiencia Royal Bliss.

Royal Bliss gin tonic con tartar de atún

Entre plato y plato y su correspondiente combinado, la sugerente narración de una actriz nos introduce en las características de cada tipo de bebida, después el Brand Ambassador del Grupo para Andalucía Occidental y Badajoz, Mauricio Espejo, detalla las características de cada etiqueta, sus apreciaciones organolépticas y sus posibilidades de combinación.

Royal Bliss gin tonic con lomo de corvina

La primera propuesta fue la Royal Bliss Premium Creative Tonic Water, una tónica que busca la ligereza y el equilibrio, con menos amargor que las tónicas habituales, se sirvió junto a la ginebra Martin Miller’s , acentuando sus aromas cítricos con cortezas de naranja y limón. El maridaje fue un fresco Tartar de atún y aguacate con alga Wakame y caviar de AOVE.

Experiencia Royal Bliss

La segunda propuesta dio un paso en potencia con la Royal Bliss Premium Exotic Yuzu Sensation Tonic Water, una tónica más tradicional, con la quinina más presente y el toque oriental del yuzu con hoja de naranjo y flor de azahar, combinada con Tanqueray Ten y completada con piel de pomelo y un golpe de angostura de naranja. El maridaje en este caso fue un Lomo de corvina con mango y berenjena.

Royal Bliss Ginger Ale con lomo de ternera charra

Tercera bebida y tercer plato. Royal Bliss Premium Irreverent Ginger Ale, se ha rebajado la nota picante del jengibre y se ha potenciado el aroma, a lo que se unen la madera de acacia y la vainilla, el resultado un refresco sabrosísimo que complementa perfectamente destilados con larga crianza como whiskies de malta, bourbon o, como en este caso, Ron Barceló Imperial, una rodaja de jengibre y una corteza de naranja completan el perfect server de esta copa. El maridaje un Lomo de ternera charra con reducción de su jugo y puré (escaso) de patata trufada, mini manzana asada y algodón de azúcar como original guarnición de pre-feria.

Royal Bliss Bohemian Berry con el postre

Para terminar una muy satisfactoria comida, Royal Bliss Premium Bohemian Berry Sensation, un refresco, sin quinina, aromatizado con frutos rojos (mora y cassis), con notas de melocotón y albaricoque, refrescante y muy agradable, combinado con Absolut Vodka y servido con una par de frambuesas y piel de naranja. Acompañó al postre, un original Puro de chocolate relleno de crema de plátano, con “cenizas” de peta zetas y fresa, que se termina en mesa provocando el desprendimiento de humo simulando el habano de antaño en los postres de los restaurantes (qué tiempos aquellos).

 

 

Una experiencia total, muy bien elaborada y que nos abre un nuevo mundo de posibilidades gastronómicas que, como dice el eslogan de Royal Bliss, “nos gusta complicarnos la vida”.