Bar Tribuna. El clásico joven trianero

Sitios

Manuel Aragón, propietario exigente, siempre lo ha tenido claro. Desde que lo conociera cuando en la cocina del Bar Tribuna oficiaba otro Manolo, su cuñado, hasta hoy ha conseguido afianzar a su clientela con otros factores tanto o más importantes como la carta.