Un día en el Ancla. Crónica con emociones

Sitios

Málaga, cinco de la mañana. La musiquilla del despertador de mi “aifon” no ha conseguido sorprenderme en el sueño. Llevo un rato revolviéndome en la cama y toda la noche procesando el reportaje de hoy. Hemos quedado a las 6,30 AM en un lugar que desconozco, para iniciar el reportaje encargado por Román Alberca de Gourmedia, con la salida del sol.