Parece que el continuo apostolado que algunos grandes cocineros occidentales hacen de la comida callejera de Oriente, ha hecho mella incluso en los habituales parámetros hosteleros de la famosa Guía Michelin. Por primera vez, la biblia gastronómica francesa, concede sus anheladas estrellas a dos puestos de comida callejera. Lo ha hecho en su guía de Singapur y los agraciados son dos pequeños establecimientos donde se puede comer, por ejemplo, un suculento plato de arroz con pollo por unos 2,50 euros.

 Hong Kong SoySauce Chicken Rice & Noodle


Hong Kong SoySauce Chicken Rice & Noodle

Es la primera vez que Michelin se sale de sus parámetros de alta cocina y locales de alto nivel. Llama la atención que se conceda el galardón a un puesto donde hay que esperar de pie una larga cola y llevarte la comida en una bolsa o en una bandeja de plástico, en un entorno de fotos luminosas y ambiente de mercado callejero.

Las andanzas por Oriente de chefs como el mediático Anthony Bourdain o, sin ir más lejos, la admiración por el tipo de comida callejera de Indonesia del madrileño David Muñoz (o como se llame), han hecho cambiar la visión que de los mercados de aquellas tierras se tiene, o tenía, en Occidente. Y es que el consumo de elaboraciones especiadas y picantes en un entorno, cuando menos, poco saludable para nuestros estándares sanitarios, se ha asociado más con procesos de descomposiciones intestinales que con la buena mesa. ¿Obtendría licencia para vender platos cocinados la mayoría de esos puestos de comida en España? Me temo que no.

 Hill Street Tai Hwa Pork Noodles


Hill Street Tai Hwa Pork Noodles

El Hill Street Tai Hwa Pork Noodle en Crawford Lane y el Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice & Noodle en Chinatown, ambos en Singapur, son los dos puestos recompensados con una estrella Michelin cada uno en la famosa guía. Aunque se parecen más bien al concepto de puesto de mercado, eso que tanto se lleva ahora en nuestro país, que a meros puestos en la calle, al estilo de los famosos carros de perritos de Manhattan. Tiene su pequeña cocina, pero despachan en un mostrador, aunque cuentan con mesas en el mismo mercado, con auto servicio. Un concepto alejado de los estándares de atención al cliente que se estila en los restaurantes con estrella de Occidente.

Tai Hwa 5El plato de cerdo con fideos de Hill Street Tai Hwa Pork Noodle es famoso, aunque si repasamos las opiniones de usuarios en algunas de esas redes sociales donde todo el que quiere opina, hay críticas que no justifican el estar más de media hora en la cola y el mal servicio, por muy bueno que esté el plato.

En cuanto al Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice & Noodle en Chinatown, nos puede recordar a uno de esos establecimientos españoles de pollos asados. Efectivamente aquí la especialidad es el pollo con salsa de soja y un magnífico lacado exterior, acompañado por arroz o fideos. Las colas son igual o más largas y los precios parecidos, según la calidad del producto, barato, y según las molestias, puede parecer caro. Hay días donde la espera supera las dos horas. No deja de tener gracia el que un cliente recomiende en redes llevar un bocadillo para la espera.Soya 2

En cualquier caso, celebremos que se recompense la comida por su calidad y no solo por su parafernalia adjunta. Pero entonces los señores de Michelin deberían de acordarse de algunos negocios de cocina casera y tradicional que son sistemáticamente ignorados en la galaxia francesa. Por cierto, a ver si algún día vemos la primera estrella Michelin a un food truck, ya puestos.

Guía Michelin Singapur 2016