La Estrella del Sur es rumbo para navegantes, como bien comentó Aldara Arias de Saavedra recordando a Juan Sebastián Elcano y Fernando de Magallanes. Una Estrella del Sur, rubia y fresca, nos convocó en el restaurante trianero de La O, junto al río Guadalquivir, de donde hace 500 años partían los intrépidos aventureros a ultramar.

Aldara Arias de Saavedra, Manuel Llerena y Eva Cepero

La cervecera española Estrella Damm, fundada en 1879, ha apostado por la entrañable marca Estrella del Sur, para intentar captar mercado en Sevilla, zona de la todopoderosa Cruzcampo. Para ello, de la mano de la citada Aldara y de Eva Cepero, están realizando una serie de encuentros con gente de la hostelería y el mundillo gastronómico que esta semana nos ha permitido conocer el restaurante La O, situado a caballo entre el paseo fluvial del mismo nombre (en su número 27) y la trianera calle Castilla.

Ajoblanco con helado de aceitunas y crujiente de soja

Allí tuvimos la ocasión de reencontrarnos, tras el paréntesis del confinamiento, con buenos amigos y de conocer, por fin, el buen hacer de la cocina de Manuel Llerena, propietario y jefe de cocina de La O que ofreció unos deliciosos aperitivos para acompañar a la cerveza Estrella de Sur y también a su marca hermana Daura, una cerveza para los intolerantes al gluten.

Paté de La O de hígado de pollo de corral con confitura de calabaza, limón y canela

Un par de veces se me había frustrado la oportunidad de conocer el restaurante La O, lo que por fin se ha solucionado este lunes caluroso de Julio, unos aperitivos, en ambos sentidos (el culinario y el figurado) para abrir el apetito de volver al lugar, con más calma y probar más platos de su carta.

Junto a la agradable sorpresa de la cocina de La O, el

Langostinos con salsa de curry y piña

reencuentro con amigos y la alegría de constatar que La O no solo tiene buena cocina sino un gran servicio de sala, entre cuyos componentes pudimos saludar a Ana Gamero, una experimentada profesional del sector.

La cosa no pudo comenzar mejor que con un fresco y sabroso Ajoblanco con helado de aceitunas y crujiente de soja, después unos delicados Langostinos con salsa de curry y piña, una elegante versión de nuestras gambas rebozadas pero con un toque oriental que recuerda las finas tempuras niponas y una

Tosta de Almadraba, Parpatana de atún rojo y sofrito de berenjenas y encurtidos

Tosta con parpatana de atún rojo con sofrito de berenjenas y encurtidos. Uno es muy de patés y celebré especialmente el casero de La O, un suave Paté de hígado de pollo de corral con confitura de calabaza limón y canela. Para rematar unos aperitivos que nos sirvieron realmente de almuerzo, la Chocoburguer de sepia con salsa tártara en brioche casero.

Daban ganas de quedarse entre el ambiente de maderas acogedoras y cañaverales tropicales del restaurante La O, donde debe de ser muy agradable disfrutar de su terraza, libre de humos del tráfico y sobre la vista del río.