Consejo

Bajo el lema RIOJA AFRONTA 2020, el Pleno del Consejo Regulador de la D. O. C. Rioja, publica sus nuevas normas de campaña y la calificación para la última cosecha, la añada 2019, que ha sido considerada como “Excelente”, máxima calificación para los vinos de la vendimia.

Mapa actual de la D. O. C. Rioja

Otras decisiones del Pleno del Consejo Regulador, han sido la aprobación de las “Normas de Campaña” para la vendimia 2020, reduciendo el rendimiento máximo amparable al 90%. Se paralizan el reparto y la petición de nuevas plantaciones y el stock solo podrá liberarse en circunstancias excepcionales.

El Pleno del Consejo Regulador de la D.O.C. Rioja ha aprobado las “Normas de Campaña” que regularán la vendimia 2020, en un acuerdo en el que la crisis global y la delicada situación actual del sector han sido protagonistas. Las magnitudes pactadas permiten la entrada en bodega de un rendimiento equivalente al 90% del establecido por las normas de la Denominación, un rendimiento de transformación del 70% y un stock de hasta el 10%.

En el caso de las uvas tintas, el rendimiento de campaña será del 100% y el máximo amparable será hasta de hasta 5.850 kgs por hectárea, equivalente al 90% del establecido. Sobre los 650 kgs restantes, el viticultor, de común acuerdo con la bodega en la que se entreguen, podrá constituir un stock cualitativo individual del 10%, en cuyo caso se destinará un 5% a vino no amparado y el resto, hasta 10%, a destilación.

En el caso de las uvas blancas, el rendimiento de campaña será del 95%: el rendimiento máximo amparable será hasta de 8.100kgs. por hectárea, equivalente al 90% del establecido. Los 450 kgs. restantes (5%) serán admitidos como provenientes de desviaciones por causas climatológicas y la transformación que resulte será vino común.

En lo que se refiere al rendimiento de transformación, la ratio para este año se fija en 70 litros de vino por cada 100 kg. de uva.

El encuentro de los distintos agentes que representan al sector vitivinícola, que en esta ocasión ha tenido que ser celebrado de manera telemática, ha posibilitado también un nuevo acuerdo sobre la política de plantaciones. En cuanto a la superficie pendiente del anterior periodo (2016-2018), así como la acordada correspondiente a los años 2019 y 2020, el Pleno ha acordado que su reparto se aplace un año, a 2022, no solicitándose más superficie  para el ejercicio 2021.

El aspecto positivo y sin duda más esperanzador de la jornada ha sido la ratificación de la calificación como EXCELENTE de la cosecha 2019, hito que no se producía desde el año 2011.  Este distintivo es la conclusión de un riguroso y transparente procedimiento de valoración consistente en el análisis y la cata de la totalidad de los vinos elaborados en la Denominación. Tras un ciclo vegetativo con óptima maduración de la uva, en los últimos meses se han observado resultados extraordinarios en la evaluación de los depósitos de fermentación, de donde los técnicos del Consejo han recogido las más de 4.500 muestras, las cuales han sido posteriormente catadas por un panel de 150 profesionales.

Pablo Franco, director del Órgano de Control del Consejo Regulador, ha comentado que: “no hay duda de que, según el comportamiento del viñedo y a su vez lo descubierto en los vinos, la cosecha 2019 refleja la verdadera maestría en el manejo de los tiempos por parte de los viticultores y bodegueros”.