El tercer jueves de Junio se celebra el día mundial de la tapa, no me pregunten por qué. Así que ya no hay, como dice el dicho hispano, tres jueves en el año que relucen más que el Sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de las Ascensión, añádanle el jueves mundial de la tapa, dicho con todo el respeto y sin ánimo de ofensa religiosa.

Tapa de boquerones del «Conso»

Los medios generalistas españoles se han hecho eco del tema y por supuesto han dicho de todo menos lo que hay que decir, que la tapa nace y se hace en Sevilla y es una pequeña porción individual de comida para degustar preferiblemente de pie en la barra de un bar.

Pero claro, la tapa se ha universalizado, que diría un cursi, un formato que hemos exportado por todo el mundo y por el que se reconoce a la gastronomía española. Así que en los telediarios hablan ¿de qué? de las tapas de Valladolid, claro ¿y en las webs de gastronomía que fotos ponen? Las de algunos pinchos a lo vascuence.

Pero dejemos esas polémicas al lado y centrémonos en lo nuestro, la tapa de verdad, la que el confinamiento nos ha privado de degustar como debe ser, en la barra de un bar compartiendo alegre tertulia con la pareja, con los amigos, con la familia o hasta con los compañeros de trabajo, que hay gente para todo.

Tapa de pavía de bacalao

Nuestras tapas son santo y seña de nuestra manera de relacionarnos, aquí se queda para tapear, y se peregrina de un bar a otro buscando las novedades o nuestras tapas favoritas. Eso de sentarse con la parienta tres horas en un gastrobar a meter el tenedor en tres o cuatro platos compartidos no es tapear, es eso, compartir medias raciones.

Me dirán que qué más da, que soy un tiquismiquis del tema, que hay que evolucionar ¡error! Si no llamamos a las cosas por su nombre, si no fijamos los cánones, todo se mezcla y se pierde. Jugar al fútbol con las manos no es jugar al fútbol, sino al balonmano, que es muy distinto. Así que cojamos en Sevilla de una vez el toro por los cuernos y reivindiquemos la paternidad y las verdaderas formas de la tapa y el tapeo.

tiempo de caracoles

Tapa de caracoles

Jefe ¿qué tenemos hoy? Tenemos la ensaladilla, el aliño de huevas, el salpicón de mariscos, la sangre encebollá, el menudo, los calamares a la riojana, la carne con tomate, las espinacas con garbanzos, tengo unas pavías de merluza o de bacalao superiores, unas croquetas de jamón que quitan el sentío, tengo el huevo a la flamenca, los espárragos con huevo cuajao, me han llegado unos chipirones frescos que te los pongo a la plancha con un poquito de alioli, tengo también las gambas al ajillo y la caldereta de venao. ¿Y pal niño? A la criatura le podemos poner un pepito de lomo o un montadito de queso y jamón.