Raúl de los Santos, no es la primera vez que lo digo, es de las personas que más entienden de vino en Sevilla. De la mano de Vinoteca De los Santos, hemos tenido la oportunidad de conocer los magníficos vinos de la bodega familiar de la Conca de Barberà de Carles Andreu, por medio su hijo Bernat en las instalaciones de la Escuela de Hostelería de Sevilla.

Bernat Andreu

Bodegas Carles Andreu posee 90 hectáreas de viñedo, siendo la única bodega de Conca de Barberà especializada en la elaboración de cava, comenzando su andadura con los espumosos en 1991 y siendo pionera, desde 2004, en la elaboración de tintos con la variedad autóctona Trepat.

Trabajan la viña de manera manual, con cepas en vaso y apostando por la calidad para, entre otras cosas, competir con los cavas de la vecina zona del Penedés. Conca de Barberà, comarca rodeada por varias zonas vinícolas catalanas, es la zona más interior, más elevada y más fría donde se elabora cava, por ello, priorizan la variedad Parellada, que adquiere aquí más matices y no se cultiva la Xarel.lo, una de las uvas características de los cavas ampurdaneses.

Bernat Andreu nos trajo seis vinos, cuatro cavas y dos tintos, que nos sorprendieron por su singularidad. Comenzamos la cata por dos cavas blancos, ambos con Parellada (60%) y Macabeo (40%) y 18 meses de crianza, Carles Andreu Brut Nature, vino de punzante burbuja, fresco y ligero, con matices cítricos y fruta blanca, y Carles Andreu Brut, más aromático, con la fruta más madura.

Carles Andreu Brut

Carles Andreu Brut Rosado se elabora al 100% con la variedad Trepat, recibe 15 meses de crianza en cava. De atractivo color rosa pálido con reflejos salmón. Buen volumen en boca, con equilibrio entre la fresca acidez y la untuosidad, las notas de cítricos y fresa fresca, dejan al fondo sentir un leve tanino.

Original y muy elegante el Carles Andreu Reserva de Barrica 2013, un cava elaborado con Parellada (60%) y Macabeo y Chardonnay (40%), que fermenta en barricas de roble francés nuevas que se renuevan cada años (luego pasan a la crianza de tinto). Brillante color amarillo pálido de reflejos dorados. En nariz, a las sensaciones florales y frutales, se añaden notas de levaduras y tostados finos. Buena acidez en boca que se combina con una elegantísima sensación de maderas suaves. Un verdadero hallazgo este espumoso.

Raúl de los Santos y Bernat Andreu

Y llegaron los tintos. Dos elaboraciones a base de la variedad autóctona Trepat. En primer lugar un tinto joven, Carles Andreu 12 @ de 2016, curiosamente el símbolo de la arroba, medida de peso, ya aparecía en los libros de bodega del siglo XIX. Este joven es de capa ligera de color, granate de bordes amoratados, con fruta fresca, violetas, monte bajo, con un cuerpo medio en boca, redondo y fácil de beber, dejando un final con un punto amargo.

Carles Andreu Trepat 2015, es un tinto sorprendente. Sus seis meses de crianza resaltan las notas especiadas (pimienta negra), fruta roja madura, notas lácticas y un recuerdo a pólvora. En boca es fresco, muy redondo, ligero, con un postgusto largo y especiado.

Es grato, después de tantos años en esto, seguir comprobando la riqueza de del mundo del vino en España.