Desde 2017 el empresario hostelero aragonés José Luis Yzuel, es el Presidente de la Federación Española de Hostelería, un organismo con más de 40 años de existencia. Yzuel, con negocios en Zaragoza y Madrid, es cuarta generación de familias de hosteleros, cuyo origen está en Sariñena (Huesca). Hoy representan a unos 270.000 negocios.

Terraza en el barrio de Santa Cruz de Sevilla

La crisis del COVID19 está golpeando con mucha dureza a un sector fundamental en la economía española como es el sector hostelero. Yzuel, en los últimos días, ha mantenido contactos con diversos políticos para pedir flexibilidad en el retorno a sus puestos de trabajo de los empleados afectados por un ERTE y para ampliar los aforos de las terrazas contemplados en los planes de «desescalada» del Gobierno. Igualmente el sector pide una línea de financiación especial para las empresas de turismo y hostelería, así como un acuerdo para mantener las cuotas de los alquileres de locales en el 50% hasta final de 2020.

Un sector que da empleo a casi dos millones de personas y que permanece cerrado desde que se promulgó el estado de alarma. Desde ese momento, según Yzuel, la situación tras ocho semanas de cierra hay una gran incertidumbre ante los datos que ha generado esta situación sanitaria. Según el Presidente de la Federación Española de Hostelería, de los 315.000 establecimientos no llegarán ni al 1% los que podrán comenzar ya a generar algo de negocio vendiendo a domicilio. La incertidumbre, según narra el Presidente, es grande, con muchas dudas respecto a las medidas que ha contado el Gobierno, para él, no hay nada claro y no se han transmitido con claridad las medidas, dando la impresión de cierta improvisación y experimentación en las medidas adoptadas.

Incide también Yzuel en la flexibilidad de los alquileres, con locales que van a permanecer cerrados al menos tres meses. El sector demandaba micro créditos, no los préstamos ICO que ha ofrecido el Gobierno. También es insuficiente para la viabilidad de los negocios abrir terrazas a la mitad de aforo, a pesar de que se ha rectificado el 30% inicial.

En declaraciones realizadas en el programa de EsRadio de Federico Jiménez Losantos, Yzuel ha comentado también que las inoportunas declaraciones de la ministra Teresa Rivero de “considerar el año perdido” y el “que no quiera abrir que no abra” ha supuesto una riada de cancelaciones de reservas para celebraciones, que se han querido trasladar como mínimo al 2021.

Yzuel reclama participación para ayudar al Gobierno a tomar las medidas oportunas, de hecho ha dicho que han tenido que ser los propios hosteleros los que hagan una guía sanitaria para la situación. Entre otras cuestiones se alude a que no se especifica cómo serán las medidas sanitarias que deben adoptar los camareros que sirvan las mesas en las terrazas, claro que, además, hay miles de bares que no tienen terraza, la mayoría, que no podrán abrir hasta una siguiente fase de la llamada “desescalada”.

“Ha ningún sector, salvo a la hostelería, se le está pidiendo una distancia de dos metros de seguridad” ha dicho Yzuel, que ha añadido que el sorpresivo cambio del 30% al 50% en el aforo de las terrazas ha sido una “ocurrencia” del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha sorprendido a los mismos miembros del Gobierno, por lo que se deduce que no se basa en ningún criterio de expertos sanitarios.