No, la frase que da título a este artículo no es del ya expresidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy Brey. En realidad ese “dadme de comer, y os haré buena política” se le atribuye al monarca francés Luis XV.

El rey de Francia a la mesa

Se habla de Adán como el primer hombre, pero en realidad, si atendemos a la definición del físico irlandés Graves que define al ser humano como un “animal culinario”, nuestro primer padre bíblico no es estrictamente todavía un ser demasiado diferenciado de los animales con los que convivía alegremente en el Paraíso, ya que todo lo recolectaba y lo comía crudo.

Volviendo al primer Presidente del régimen político español surgido después de 1975 depuesto tras el triunfo de una moción de censura, mucha tinta, y no precisamente de calamar gallego, está haciendo correr su tarde en el madrileño restaurante Arahy, mientras en el Congreso de los Diputados se debatía sobre el futuro inminente de España.

Sala del restaurante Arahy

No se trata aquí de hablar de política (Taillevent, Carême y Escoffier nos amparen) sino de, aprovechando el revuelo, mencionar como la política, entre otras cosas del homo socialis, se han ventilado y se ventilan en torno a una mesa con vinos y viandas. Cafés, cabarets, bares y tabernas y, por supuesto, restaurantes (y no pocos reservados de todos estos), han sido escenarios históricos de conspiraciones, tramas, acuerdos, revoluciones y toda clase de tertulias y debates a veces más encendidos que las tribunas de los parlamentos.

El madrileño restaurante Arahy ha sido precisamente el local que pasará a la pequeña historia de las anécdotas políticas, donde el depuesto Presidente pasó ocho horas “reunido” con su guardia personal, o sea, sus políticos de confianza. El menú degustado por los atribulados “peperos” ese día ha trascendido, citémoslo: Jamón ibérico de bellota, alcachofas a la brasa, croquetas de boletus, tomate rosa con sal Maldon y atún rojo a la brasa. No tenemos noticias de los vinos trasegados con tan atractivos platos, aunque es probable que pasaran por la mesa algunas botellas de Albariño y, dada la extensión de la reunión, probablemente algunos destilados.

El chef José Ynglada “Mundi”

Arahy está regentado por el chef José Ynglada, conocido como “Mundi”, antes Club 31, el nuevo Arahy, renovado por la interiorista Sonia Pedregal, es un restaurante que practica una cocina de mercado actualizada y que goza de buen predicamento en la capital de la nación. Cuenta con tres reservados con entrada independiente, en uno de ellos comieron Rajoy, algunos ministros y otros políticos de confianza del expresidente. Cuenta con cava de puros y seguramente en esos reservados se le haya aplicado el “155” a la ley antitabaco.

Situado en plena calle Alcalá, cerca de la famosa puerta del mismo nombre y el Parque del Retiro, cuenta con menú de grupos de 55 y 60 euros y un ticket medio por persona a la carta de unos 90 euros, lo que dada su situación y características, tampoco parece excesivo para los precios del entorno, con la originalidad además de que todos los platos tienen el mismo precio, 29,50 euros.