La pandemia ha obligado a reorientar algunos negocios de hostelería, así muchos bares y restaurantes han decidido apostar por la comida a domicilio para paliar en parte la caída de facturación originada por las duras restricciones a que se ven obligados en sus negocios. Pura Vida, la magnífica terraza – azotea del hotel Fontecruz Sevilla Seises, ha creado un original servicio de cócteles a domicilio en el que se puede disfrutar de la oferta del barman Paco Pérez Gil (bajo su sello de coctelería Frank’s Tugurio).

Pura Vida, la terraza del hotel Fontecruz Sevilla Seises

A partir de ahora, y en respuesta a las nuevas demandas, diez de sus cócteles (cinco clásicos y cinco de autor) se preparan para llevar, de forma que puedan disfrutarse en casa como recién servidos. Los cócteles (8 €, da para dos copas por botella) se presentan en unas cuidadas botellas de cristal reciclables que pueden ser utilizadas para guardar aceites aromatizados de cocina, de los que incluso dan la receta.

El hotel Sevilla Seises se ubica en pleno barrio hispalense de Santa Cruz, a solo 150 metros de la catedral y a escasos 300 del Alcázar. Fue construido en 1992, con motivo de la Expo, sobre las antiguas cocinas, caballerizas y dependencias del servicio del Palacio Arzobispal, y desde 2013 pertenece al grupo Fontecruz Hoteles, responsable de su completa rehabilitación y modernización. Hoy es uno de los mejores hoteles de la ciudad, concebido tanto para conocer los múltiples encantos que lo rodean como para hacer vida en él gracias a sus espacios comunes, entre los que se encuentra una privilegiada terraza panorámica, Pura Vida, con vistas a La Giralda, abierta durante todo el año tanto para huéspedes como para el público no alojado en el hotel.

En Pura Vida Terraza, situada en la azotea y ambientada al estilo de un beach club relajado, sencillo y optimista, se ofrece una amplia carta de bebidas entre la que destacan los cócteles clásicos y de autor firmados por el barman y empresario Paco Pérez Gil, artífice del concepto Frank’s Tugurio. Ahora, y por tiempo indefinido, una selección de sus cócteles se prepara para llevar: el cliente puede encargarlos por redes sociales y pasar a recogerlos en cualquier momento. A un precio de 8 euros, son perfectos para sorprender a los invitados a una comida o una cena en casa y como regalo elegante y diferente para ocasiones especiales (cumpleaños, aniversarios, etc.).

Cócteles para llevar, un detalle original

Paco Pérez Gil es un barman autodidacta, oriundo de Tarifa (Cádiz), que aprendió el oficio casi como un antropólogo, visitando las mejores coctelerías del mundo. Su espíritu aventurero y creativo le lleva a estar en continuo movimiento, absorbiendo tendencias e ideando nuevas propuestas. Anticipándose a las nuevas necesidades de los clientes, en un año en el que es vital reinventarse, ha confeccionado una carta que consta de diez cócteles para llevar: cinco clásicos y cinco de autor, todos ellos pensados para que no pierdan ni sabor ni propiedades con el trayecto y se puedan disfrutar en casa como si acabaran de ser servidos en la barra de Pura Vida.

Viajero irredento, cada uno de sus cócteles de esta selección está inspirado en un lugar del mundo de los muchos en los que ha residido o que ha visitado, rincones de los que se ha traído en la maleta sabores y sensaciones. Yoni me monic(en honor a Sevilla) lleva zumo de piña y de lima, sirope de vainilla, ambrosía de maracuyá y ron Brugal extraviejo; Frank’s adventure (Lisboa) es una mezcla de triple seco, zumo de limón, sirope de canela casero y ron Brugal extraviejo; San Juan Viejo (Puerto Rico), de licor de coco, blue curaçao, zumo de limón y ron blanco Brugal; The last poder (Hong Kong), de St. Germain, sirope de lima, zumo de limón y de pomelo y ginebra japonesa Roku; y, por último, Trafalgar gin (Tarifa, su tierra natal), de zumo de limón, jarabe de goma, té marroquí y ginebra Roku.

Cócteles profesionales para disfrutar en casa

Por su parte, el capítulo de clásicos incluye Old fashioned, Mai tai, Cosmopolitan, Margarita y Negroni, aunque es ampliable, ya que se adapta en todo momento al cliente: a través de una llamada o vía redes sociales, Pura Vida averigua sus preferencias y necesidades y así consigue acertar con la elección. «No es lo mismo un cóctel para abrir el apetito en una barbacoa que un cóctel para terminar una cena, una cita romántica o un momento reflexivo», comenta Paco. «Nuestro objetivo es ofrecerle al cliente la mejor experiencia y la comunicación es fundamental; queremos darle el mismo cariño que con un cóctel recién servido en nuestra barra o terraza, donde hay una atmósfera especial».

Conscientes de la necesidad de cuidar el medio ambiente, la botella de estos cócteles to go es de cristal (con tapón de corcho) y se puede reciclar. Para animar a los clientes en este propósito, con cada envío y en su página web proponen recetas de aceites aromatizados para cocinar, como el aceite con limón o el aceite con ajo.