¿Te apetece entretenerte cocinando en casa con verdadero Parmigiano Reggiano? Aquí te dejamos unas recetas fáciles y suculentas con uno de los quesos italianos más conocido a nivel mundial. Comenzaremos por una Minestrone, especialidad de la cocina italiana similar a una sopa elaborada con verduras de temporada, añadiéndose a veces pasta o arroz. Los ingredientes más comunes son judías, cebollas, apio, zanahorias y tomates. Otro plato popular italiano, el risotto, en este caso de puerro y salchichas. Unos suculentos raviolis y, para terminar, un helado de parmesano.

SOPA MINESTRONE (Foto de cabecera)

Ingredientes:

  • Mix de vegetales, frescos o congelados
  • Pasta de tomate concentrado
  • Corteza de Parmigiano Reggiano
  • Parmigiano Reggiano rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cebolla picada
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Ponga un poco de aceite en una olla grande a fuego lento. Agregue la cebolla, un poco de agua, sal y pimienta. Suba un poco el fuego para saltear la cebolla.
  2. Agregue las verduras picadas (frescas o congeladas). Agregue el doble de agua que el peso de las verduras utilizadas y una cucharada colmada de pasta de tomate concentrado.
  3. Lave las cortezas de Parmigiano Reggiano y raspe la capa exterior. Córtela en trozos pequeños y agréguelos a la sopa.
  4. Cocine a fuego lento y sirva con una cantidad generosa de Parmigiano Reggiano rallado.

RISOTTO DE PUERRO Y SALCHICHAS

Ingredientes:

  • 500 g de arroz tipo Carnaroli
  • 3 salchichas de cerdo picadas
  • 2 puerros
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • 80 g de mantequilla
  • 100 g de Parmigiano Reggiano rallado
  • 1,5 vasos de vino blanco seco
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina al gusto

    Risotto de puerros y salchichas

Elaboración:

  1. Ponga una cacerola al fuego con 1 litro de agua y agregue la pastilla de caldo. Mientras tanto, en otra olla, caliente 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego lento, agregue los puerros, muy picados, y saltee durante unos 15 minutos.
  2. Mientras, en una sartén, caliente una cucharada de aceite de oliva virgen extra y fría las salchichas picadas. Una vez que la carne esté bien dorada, agregue medio vaso de vino blanco y deje que se evapore a fuego lento.
  3. Añada el arroz en la olla donde hemos dorado el puerro y sofríalo, después, agregue el vino restante y deje que se absorba. Cocine el risotto durante unos 20 minutos, añadiendo cucharones del caldo de la cacerola y remueva con frecuencia.
  4. Cuando el risotto esté a medio hacer (7-8 minutos antes de que esté listo), incorpore la salchicha. Cuando todos los ingredientes estén perfectamente cocidos, retire del fuego y añada el Parmigiano Reggiano y la mantequilla para mantecar el risotto.

RAVIOLIS CRUJIENTES DE PARMIGIANO REGGIANO Y SALVIA

Ingredientes:

  • 250 g de raviolis frescos (preferiblemente calabaza o de queso)
  • 100 g de pan rallado fresco
  • 2 cucharadas de salvia picada
  • 1 cucharada de romero picado
  • 100 g de Parmigiano Reggiano rallado, y un poco más para servir
  • Pimienta
  • 2 huevos
  • 100 ml de leche
  • Aceite vegetal, para freír
  • Un puñado de hojas de salvia

    Raviolis crujientes de parmesano y salvia

Elaboración:

  1. Extienda los raviolis en una bandeja para hornear y congele durante 25-30 minutos hasta que estén duros.
  2. Mezcle las migas de pan rallado, la salvia, el romero, 50 g de Parmigiano Reggiano y una pizca de pimienta negra. Bata los huevos y la leche en un plato poco profundo.
  3. Retire los raviolis del congelador y sumérjalos en la mezcla de huevo antes de cubrirlos con el pan rallado de Parmigiano Reggiano. Póngalos de nuevo en la bandeja para hornear y métalos al congelador durante otros 25-30 minutos para que se endurezcan.
  4. Caliente el aceite en una sartén hasta que esté caliente y fría los raviolis en lotes durante 3-5 minutos hasta que estén dorados. Retire del aceite y escurra sobre papel de cocina.
  5. Fría las hojas de salvia durante 1-2 minutos hasta que estén crujientes y escúrralas en papel de cocina. Sirva los raviolis calientes con más Parmigiano Reggiano rallado y las hojas de salvia fritas.

HELADO DE PARMIGIANO REGGIANO

Ingredientes:

  • 500 ml de nata montada
  • 115 g de azúcar morena granulada
  • 115 g de Parmigiano Reggiano finamente rallado
  • 800 g de fresas maduras picadas
  • Pimienta recién molida
  • 1 cucharada de vinagre balsámico envejecido

    Helado de parmesano

Elaboración:

  1. Lleve la nata a ebullición con el azúcar, revolviendo constantemente, luego retire del fuego y agregue el Parmigiano Reggiano rallado, removiendo hasta que se derrita.
  2. Deje enfriar e introduzca la mezcla en el congelador, tape y congele durante toda la noche.
  3. Sirva con fresas picadas, una pizca de pimienta negra y unas gotas de vinagre balsámico.