chivite legardeta

La historia bodeguera de la familia navarra Chivite se remonta, al menos de forma documentada, nada menos que al año 1647. Generaciones con un modo de vida vinculada a la tierra y a la vid. Desde hace décadas, Bodegas Chivite innova y busca nuevos caminos, sin perder de vista la tradición y el terruño navarro.

Se presenta una nueva imagen para uno de sus grandes vinos, el blanco de uva Chardonnay Legardeta procedente de la Finca Villatuerta, un viñedo de unas 120 hectáreas, en unos terrenos formados por sedimentos arcilloso – limosos y calizos, que transmiten a la uva una personalidad única. Las influencias atlánticas llegan a estas tierras a través del valle del Ebro que, junto con características continentales, propician una óptima maduración de la uva.

Vendimiada a mano, la uva fermenta en depósitos de acero inoxidable y parte (sobre un 20%) en barricas donde se mantiene con sus lías unos 5 meses. La nueva añada se presenta con una nueva botella, se ha optado por un tipo Borgoña, con una etiqueta sobria y elegante, donde aparece el número correspondiente a cada una.

A la vista presenta un atractivo tono amarillo,

brillante y limpio, de reflejos verdosos. En nariz despliega aromas intensos donde se armonizan las sensaciones primero de frutas y flores blancas y notas cítricas, `que predominan sobre leves sensaciones minerales y fondo de suaves tostados. En boca tiene cuerpo, es amplio y graso a la vez que muestra una grata acidez que proporciona un agradable frescor. El final es elegante y largo.

Un blanco que pasa de los 90 puntos en las más prestigiosas guías de vinos nacionales. Muy versátil en cuanto al acompañamiento de platos, es una muestra más de los grandes blancos que se elaboran por gran parte de la geografía española, de los que podemos disfrutar sin un gran descalabro para la cartera.

PVP aprox.: 14 €