El pasado viernes 4 de Noviembre tuve el honor de dirigir una interesante cata de vinos tintos sevillanos. La cata, patrocinada por Puertas Automáticas Portis, del Grupo Zardoya Otis, contó con la participación de unos veinticinco colegiados administradores de fincas, que siguieron atentamente la cata comentada de unos vinos que, poco a poco, están dando a conocer al público los nuevos vinos que se están elaborando en la provincia de Sevilla.

img-20161107-wa0006Cuatro vinos fueron los protagonistas de la cata, un tinto joven de Bodegas Tierra Savia, del 2015. Dos tintos con crianza en madera corta, también de la añada 2015, el aljarafeño Turdetano y el Pago del Zancúo y, por último, un crianza con 12 meses de barrica, el Overo de Bodegas González Palacios.

Así, que tres fueron las comarcas sevillanas que se recorrieron en una cata que comenzó con la fruta fresca de Tierra Savia tinto joven, un vino de Bodegas Tierra Savia de Alanís, en la Sierra Norte de Sevilla, donde dos jóvenes bodegueros originarios de Cazalla, José Antonio Acosta y Pedro Cano, están realizando una magnífica labor que, sin ir más lejos, les ha deparado en su corta vida como bodegueros, el primer premio de vinos de Sevilla organizado este mismo año por la Diputación Provincial, en su modalidad de mejor blanco, a su interesante Tierra Savia Viogner.cata-tintos-sevillanos-009

El Aljarafe es una comarca cercana a Sevilla capital con ancestral tradición vinícola. Si bien más enfocada a la elaboración de generosos y blancos jóvenes, el famoso “mosto del Aljarafe”, hay que reconocer el trabajo que la umbreteña Bodegas Salado, está realizando por poner la comarca en el mapa de vinos tintos y blancos de calidad, labor que se muestra no solo en la calidad de los vinos, sino también en un esfuerzo de diseño e imagen admirables y que ya le han valido a la bodega el reconocimiento internacional. Prueba de ello fue la cata de su Turdetano Roble, un vino tinto equilibrado y fácil de beber, con la factura de los mejores tintos de la provincia.

Con una crianza media en madera, el tercer vino de la cata fue el Zancúo, un éxito de ventas de Bodegas La Margarita de Constantina, volvemos a la Sierra Norte, donde el joven bodeguero Raúl Fernández está también desarrollando una gran labor vinícola que le llevó a conquistar el título, también en la primera edición de los mejores vinos de Sevilla de la Diputación Provincial, del mejor tinto de la provincia para su Cocubilis, un vino de guarda, con personalidad y mucha enjundia. Su Zancúo, hermano menor del anterior, muestra la expresividad de sus varietales en conjunción con una elegante crianza en madera.
img-20161107-wa0003Por último, se viajó a la zona del Bajo Guadalquivir, donde, en su familiar bodega del término de Lebrija, Bodegas González Palacios, elabora su tinto Overo. Un vino criado un año en barricas de roble a partir de las variedades Tempranillo y Syrah, que contribuye a esa nueva imagen que inquietos bodegueros, como los protagonistas de esta cata, están consiguiendo para los vinos tranquilos sevillanos.

Sala Cultural La Revuelta
C/ Siete Revueltas, 33
41004 Sevilla