Carme Ruscalleda

El prestigioso restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar (Barcelona), con tres estrellas Michelin y treinta años de historia que cumple precisamente este mes de Julio, dará su última cena el próximo 27 de Octubre. Carme Ruscalleda y su marido, Toni Balam, han decidido reorientar su vida profesional sin el estrés de comandar empresarialmente un negocio de esa envergadura.

Restaurante Sant Pau desde el jardín

En un comunicado oficial emitido por Carme Ruscalleda y Toni Balam, han señalado su idea de cerrar el Sant Pau tal como está ahora y orientar sus esfuerzos en su Cocina Estudio, que ocupará parte de las actuales instalaciones del restaurante. Otra parte del mismo seguirá siendo un negocio de hostelería regentado por su hija Mercè Balam junto al marido de ésta Albert Rovira. El otro hijo del matrimonio fundador, Raül Balam, regenta la cocina del restaurante Moments en el hotel Mandarin Oriental de Barcelona, donde ostentan dos estrellas Michelin.

El restaurante Sant Pau ha mantenido los dos antiguos espacios de la casa familiar de la costa del Maresme, en la misma orilla del Mediterráneo, donde, desde una cocina basada en la tradicional catalana, Ruscalleda fue evolucionando hacia una cocina más creativa y contemporánea.

La gran cocinera catalana ha cumplido 66 años, pero como ella misma señala, el cierre no es una jubilación, sino “reinventar los compromisos profesionales y darle más recorrido, contenido y futuro a nuestro

La sala del Sant Pau

departamento de Cocina Estudio”. El negocio familiar también regenta el Sant Pau Tokio en Japón que abrió sus puertas el 1 de Abril de 2004 y que actualmente cuenta con dos estrellas Michelin, una réplica del espíritu del local y de la cocina catalana del Sant Pau barcelonés. Además, Carme Ruscalleda y Toni Balam, mantienen un acuerdo con el prestigioso chef francés Joël Robuchon en el hotel Metropole de Monte Carlo (Mónaco), donde han abierto un restaurante pop-up para servir cenas durante los meses estivales de Julio y Agosto.

Tras dar las gracias en su comunicado: “Estamos enormemente agradecidos al público gourmet que nos sigue y nos apoya con su fidelidad, así como también a los medios de comunicación y a las guías gastronómicas y de viaje por valorar y apoyar el trabajo del restaurante Sant Pau. Agradecemos también el apoyo a las entidades que han premiado tantas veces nuestro trabajo”, fijan la fecha de ese último servicio el sábado 27 de octubre de 2018, cuando el Sant Pau de Sant Pol de Mar servirá su última cena.