El Grupo Pazo do Mar elabora vinos en tres de las zonas más características de Galicia con Denominación de Origen vinícola, Monterrei, Rías Baixas y Ribeiro, a esta última pertenece el vino blanco que catamos hoy y que elabora Adegas Pazo do mar para GM Cash.

Pazo do Mar es una bodega familiar con más de 40 años de trayectoria. El viñedo de la finca La Torre del Olivar, consta de 20 hectáreas que, desde la misma bodega, descienden por la ladera hasta el río, Miño y Avia que son los que riegan las tierras de Ribeiro, cerca de los municipios de Orense, Ribadavia y Carballiño. Allí crecen las cepas de Treixadura, Torrontés y Godello con las que se elabora Brisas do mar.

Hace tiempo que los blancos de Ribeiro dejaron de ser esos vinos caseros y de poco fuste que se bebían en cuenco de barro blanco. Bastantes bodegas de la zona vienen haciendo desde hace unos años un gran trabajo en pro de poner a la Denominación de Origen, la tercera más antigua de España tras Jerez y Rioja, a la altura que se merece, cuestión que tuvimos ocasión de comprobar en la pasada edición de Madrid Fusión donde el Consejo Regulador de la D. O. Ribeiro, ofreció una cata comentada con diversos vinos de diferentes bodegas de la región que se maridaron con las extraordinarias conservas marinas de la costa gallega.

El vino presenta una brillante y limpia tonalidad amarilla pajiza. Es aromático en nariz, donde se aprecian frutas carnosas blancas, herbáceos y cierto frescor balsámico. En boca tiene untuosidad, a la vez que viveza, una fresca acidez que chispea por la boca, dejando al final un toque amargo donde aflora cierto recuerdo a laurel. No buscamos potencia en este vino, sino el placer de beber un blanco fresco y aromático, frío y de magnífico precio, no llega a 3,00 euros. Muy bueno para acompañar mariscos, tapas frías de pescado o las típicas conservas marinas gallegas.

PVP aprox.: 2,80 €