Cunqueiro

La historia comenzó allá por los años veinte del pasado siglo, con Severino Fernández “O Cunqueiro”, como era conocido por los bares y tabernas de la zona de Orense, ciudad gallega donde comenzó a vender sus vinos. Sus hijos, Benigno y Cesáreo, continuaron en los ochenta expandiendo su área de comercialización.

Pazo Bodegas Cunqueiro

Tradición, pasión y evolución en unos vinos que hablan su tierra, siendo de los primeros, por ejemplo, en elaborar monovarietales de uvas autóctonas como la Treixadura o la Torrontés. Hoy, la tercera generación de la familia lleva los destinos de la misma, consiguiendo que sus vinos sean apreciados, además de en sus tierras gallegas, lejos de sus bellos parajes.

Conversamos con uno de ellos, César Fernández, Director de Marca y Publicidad de Bodegas Cunqueiro, sobre la personalidad de unos vinos marcados por los viñedos en minifundios, en una zona atlántica pero con un microclima que da veranos muy calurosos, en tierras que van desde los 125 a los 400 metros de altitud y una media de edad de 45 años.

Manuel Martínez de Ubago y César Fernández

Gastrobaris Magazine.- Casi un siglo de tradición familiar bodeguera, debe de ser un orgullo y una responsabilidad a la vez.

César Fernández.- Como decimos en Cunqueiro, “la tradición no se hereda, se conquista”. Está claro que para nosotros es un orgullo poder seguir viviendo de lo que nos apasiona, nacimos en la bodega y los viñedos y ahí moriremos. Es cierto que la responsabilidad pesa, en Cunqueiro siempre se le ha dado prioridad a hacer las cosas muy bien y con mucho cariño más que a intentar ganar mucho dinero. Yo creo que ahí está la clave de la longevidad de cualquier negocio.

G. M.- ¿La moda de los blancos de Albariño de la D. O. Rías Baixas ha tapado al gran público la calidad de los buenos ribeiros?

C. F. – Esta pregunta da para hablar largo y tendido, pero está claro que la D.O. Rías Baixas lo hizo mucho mejor que la D.O. Ribeiro, que siendo la más antigua no solo de Galicia si no de España, no ha sabido escoger bien el camino correcto y esto ha hecho que llegáramos los últimos, ahora queda un largo y duro camino para volver a posicionar la marca Ribeiro en donde se merece estar y cambiar la mentalidad de los consumidores que asocian Ribeiro a un vino inferior.

Vendimia en los viñedos

G. B.- ¿Qué características destacaría de los tintos, vinos menos conocidos de la zona?

C. F.- En la comarca del Ribeiro antes de 1932, que fue cuando se convirtió en D.O. los vinos tintos eran mayoría, luego fue cambiando y se fueron plantando diferentes variedades de blanco, tanto de uvas autóctonas como alguna variedad importada (Jerez) a partir de ahí se fue convirtiendo en una D.O. de blancos y no era para menos, tenemos unas variedades autóctonas fantásticas y muy bien adaptadas a la zona desde hace cientos de años.

Pazo de Xan

Ahora mismo se están recuperando viñedos viejos y plantando nuevos con las variedades propias de aquí: Sousón, Brancellao, Caiño longo, Mencía, Ferrón. Los vinos tintos de Ribeiro ya están dando que hablar y se consolidarán como unos de los mejores tintos del país.

G. B.- En Cunqueiro trabajan variedades blancas tan interesantes como Torrontés o Godello. En general ¿Qué es lo más interesante para usted de los blancos de su bodega?

C. F.En Cunqueiro elaboramos nuestros vinos de la gama Premium con las variedades autóctonas más nobles de la D.O. como la Treixadura, Godello, Albariño, Loureira y Torrontés en blanco y Sousón, Brancellao, Caiño Longo y la Mencía  en tinto.

Para nosotros el vino más curioso que elaboramos es Máis de Cunqueiro Torrontés, es posiblemente el único de vino elaborado con esta variedad que se comercializa a nivel nacional.

Cunqueiro 1920 – 2020

Los vinos blancos del Ribeiro que se comercializaban por Europa ya en los siglos XV y XVI, se hacían con cepas escogidas de Torrontés y Treixadura plantadas en zonas altas. Estos vinos estaban bien elaborados y se vendieron en el extranjero hasta que se prohibieron las exportaciones a finales del siglo XVI. En la actualidad la Torrontés se utiliza para elaborar los mejores vinos de Ribeiro, en la provincia de Orense.

G. B. – Verdejos, albariños y otras variedades parece que están incrementando el consumo de blancos en España ¿Tenemos blancos para competir internacionalmente?

C. F.Desde luego que sí, en la D.O. Ribeiro tenemos los blancos más equilibrados de España, su aromas sutiles y elegantes, una graduación alcohólica perfecta, una acidez bien ensamblada, en definitiva los vinos del ribeiro son naturales, eso significa que nacen así sin tener que utilizar ningún tipo de artificios.

Las exportaciones en la D.O. Ribeiro crecen a pasos agigantados, en breve se venderá un porcentaje muy alto en el mercado exterior. Nosotros estamos vendiendo en países  como, Rep. Checa, Suiza, Bélgica, Estonia, Japón… y seguimos abriendo mercado.

Cunqueiro III Milenium

No cabe duda que los vinos blancos de Ribeiro tienen un atractivo y una personalidad propia, lo refleja la amplia gama que se puede encontrar en Bodegas Cunqueiro. Comenzando por su Pazo do Xan, un ribeiro joven y alegre del que probamos un 2016 sin que haya perdido un ápice de su jovial frescura, una acidez frutal que lo hace fácil e ideal para tapas marineras de verano. Más porte tiene el Cunqueiro 1920-2020 también de 2016, un blanco elaborado con diversas variedades de la zona que homenajea al fundador de la bodega.

Muy a tener en cuenta sus monovarietales. Un peculiar Máis de Cunqueiro Torrontés 2016, proveniente de uvas de la finca A Erbedeira, presenta un brillante amarillo pajizo, en nariz destacan notas de fruta tropical y de hierbas aromáticas, tiene cierta untuosidad y una muy fresca acidez. Máis de Cunqueiro Godello 2016 es un blanco extraordinario, más cremoso, con notas de fruta carnosa, tropical.

Cunqueiro El Primero

Completamos la gama de blancos con un sorprendente Cunqueiro Tercer Milenio 2016, con una capa dorada brillante, este vino que se ha criado durante unos tres meses con sus propias lías. Treixadura, Godello, Albariño y Loureiro, componen un magnífico coupage que da en boca un vino untuoso y elegante, todo ello con una buena acidez.

Pero se ha hablado también en este reportaje de los tintos de Ribeiro. Dos catamos de Bodegas Cunqueiro, ambos coinciden en algo, hablan de tradición, son evidentemente diferentes, tanto el Cunqueiro, tinto del pueblo, de la barra de toda la vida, elaborado con Garnacha y Mencía.

Por último, muy especial es Cunqueiro El Primero 2015, tinto con las variedades Caiño Tinto, Mencía, Brancellao y Sousón, que se ha criado en roble francés durante 8 meses y del que solo se han elaborado 1.000 botellas de la que catamos la 715. Intenso color rojo amoratado, con notas profundas de fruta roja compotada, muy goloso en boca, con densidad y un recuerdo de especias negras como la pimienta.