Bodegas Castelo

Al hilo de la celebración el pasado lunes 15 del salón de vinos Verema en Sevilla, la bodega vallisoletana Castelo de Medina ofreció el martes un almuerzo para prensa especializada en el restaurante Torres y García, para dar a conocer su gama de vinos.

Bodegas Castelo

Asistentes al almuerzo

El acogedor y moderno local de Torres y García respira cosmopolitismo a la vez que esencia sevillana en algunos de sus rincones como el patio del fondo y su luz natural. Una gran mesa en un cómodo comedor adornado con una elegante chimenea, fue el escenario idóneo para degustar el menú ideado para acompañar los vinos de la bodega.

La bodega fue construida en 1996 en la localidad vallisoletana de Villaverde de Medina, enmarcada dentro de la zona de la Denominación de Origen Rueda, conocida por sus vinos blancos de la aromática variedad Verdejo.

Bodegas Castelo

Diego Burgos (Director de comunicación) y Mariano de Juan (Director de Exportación) de Castelo de Medina

La bodega cuenta con una extensión de 185 hectáreas de viñedo propio de las cuales 170 están cultivadas con las variedades blancas Verdejo, Sauvignon Blanc, Viura y Chardonnay mientras que las otras 15 hectáreas son de Tempranillo, Garnacha y Syrah. Uvas con las que se elaboran siete vinos blancos, dos tintos y dos rosados.

Bodegas Castelo

Empanada criolla de Torres y García

En la cata ofrecida en el restaurante sevillano tuvimos ocasión de probar un Rosado 2016 elaborado con Tempranillo (65%) y Garnacha (35%) que, tras una corta maceración, propicia un vino de color rosa pálido que nos resultó floral, fresco y untuoso. Una Crema de aguacate y una Ensalada con roast beef de colorida factura , abrieron el maridaje de manera satisfactoria.

Bodegas Castelo

Arroz cremoso con queso de cabra Payoya

Seguimos los entrantes con el 100% Verdejo 2016 nos traslada todas las características propias del varietal, una viva acidez con los tradicionales recuerdos de manzana verde, hinojo y una punta de anís, por encima de los verdejos comerciales actuales.

La Empanada criolla y una Pizza fugazzetta, dieron paso al Sauvignon Blanc Vendimia Seleccionada 2015, que ha permanecido nueve meses sobre lías finas, lo que le proporciona cuerpo y un largo postgusto.

Rape con velouté de mejillones y cogollos asados

Una grata sorpresa fue el Verdejo 2014 fermentado en barrica (Verdejo 90%, Sauvignon Blanc 10%), un blanco elegante que ha permanecido seis meses en barricas de roble francés, un vino fresco y untuoso a la vez, donde se equilibran las notas florales y de bollería con delicados tostados de crianza. Perfecto para un Arroz cremoso de verduras con queso payoyo y también para el Rape con velouté de mejillones y cogollos asados, un delicado bocado al que le proporciona potencia en sabor el caldo marisquero.

El maridaje más complicado vino en el postre. Un Sauvignon Blanc 2015 Semi Dulce que elabora la bodega en botellas de 50 cl con una Ensalada de frutos rojos con granizado de lima y albahaca.

Una toma de contacto con una bodega que desconocíamos y que nos ha despertado el interés por adentrarnos más a fondo en sus calados, esperemos la ocasión.