La tarde de este Miércoles de Ceniza, primero de Marzo, ha tenido lugar un acto de gran carga gastronómica y a la vez de aspecto solidario, ya que va en beneficio de quien más lo necesita. Todo gracias a la gestión del Banco de Alimento de Sevilla.
En colaboración con el Banco de Alimentos, la Escuela de Hostelería de Sevilla, la de la Fundación Cruzcampo y el IES de Burguillos, por mediación de los alumnos de estas, elaborarán el producto de dos grandes atunes decomisados por la Junta de Andalucía y que, gracias a la gestión de Mercasevilla, llegarán a más de 1.600 personas de distintos comedores sociales de la ciudad.

Más de 80 alumnos de las escuelas citadas, cocinarán diversos platos de los casi 400 kilos de atún que suman ambas piezas del sabroso animal, lo que se llevará a cabo con la también colaboración de los caterings de La Azotea, el Grupo La Raza y Sevilla.

El experto ronqueador Álvaro López, ha despiezado los dos atunes con la maestría habitual de su profesional hacer, ante un numeroso público congregado en las instalaciones de Banco de Alimentos, en el sevillano Polígono Store. Siempre es espectacular contemplar en directo esta operación que separa hábilmente las distintas piezas de esta valorada especie piscícola.

El acto es muy significativo porque consigue aunar al hecho gastronómico en sí, un mensaje para aprovechar cualquier alimento en pro de buenas causas, colaborando a no desperdiciar nada que pueda ser útil para apoyar tan nobles acciones, como las que se desarrollan en los comedores sociales de la ciudad.

Gastrobaris Magazine se alegra y se suma, en la medida de nuestras modestas posibilidades, que no es más que hacernos eco y difundir tan gratas noticias, a la unidad del sector de la hostelería sevillana que se ha unido para colaborar en esta acción. El Gerente de Banco de Alimentos, Ignacio Candau, publica un artículo sobre este mismo tema en nuestro medio.