Finca la Torre

Hace pocos días tuvimos ocasión de participar en una cata de aceites de oliva donde ya tuvimos ocasión de probar la singularidad de los aceites de oliva de Finca la Torre, explotación olivarera situada en la  localidad malagueña de Bobadilla. Este miércoles 5 de Junio han organizado en el bar Panduro de la calle Baños del centro de Sevilla un almuerzo llamado “El reto Finca La Torre”.

Un menú diseñado principalmente con el AOVE de variedad Arbequina, pero donde tuvimos ocasión de abrir el aperitivo probando un magnífico Hojiblanca. A destacar la maravillosa atención del equipo de Panduro, con Jorge Ceballo Galán en los fogones y Pedro García Serrano en la sala. Por parte de Finca la Torre, su director comercial, Borja Adrián, que nos comentó a los comunicadores invitados a la comida, las características principales de la empresa.

Ensaladilla El Panduro

La originalidad del “Reto Finca la Torre” consiste en probar los platos del menú en dos versiones, una elaborada con un aceite de oliva común y otra con el AOVE ecológico Finca la Torre, y tengo que decir que la experiencia se salda muy a favor del AOVE malagueño. Sabor y color son las palpables aportaciones de un AOVE de altísima calidad que hace brillar los platos. Así se demostró claramente

Salmorejo

en los tres entrantes: Ensaladilla El Panduro, una interpretación muy personal de la receta cuyo sabor se potenció en el AOVE Finca la Torre, más se notó aún en el Salmorejo, que ganó en brillo y color y por supuesto en intensidad gustativa, potencia que también se apreció en el Mini tartar de salmón, al que un chorrito de AOVE Finca la Torre por encima le dio Rock & Roll.

Como plato principal optamos por la Merluza con holandesa de ajo negro que llevaba también salicornia, más frescura y sabor, gustosa y de apreciable textura, frente a un Secreto con migas y alioli de pera bastante contundente y quizás graso en exceso.

Tartar de salmón

La guinda final la puso una rica Sopa de chocolate blanco y frutas rojas con unas gotitas de vainilla.

La comida se acompañó de una variada bodega, con un Oliveros Blanco (D. O. Condado de Huelva) coupage de Zalema y Colombard, al que la uva francesa le presta densidad, pero que resulta algo plano en nariz y boca.

Merluza con holandesa de ajo negro

Mucho mejor el tinto Overo 2015 de Bodegas González Palacios (D. O. P. Lebrija), un Tempranillo (70%) y Syrah (30%), redondo y suave al paladar, con 12 meses de crianza en roble francés y americano que le propician una elegante estructura.

Prensa convocada

Con el postre probamos un fresco y afrutado cava Raventós i Blanc rosado y, para culminar, un Moscatel El Poeta, también de González Palacios, que muestra un dulzor refrescado por notas cítricas de naranja.

Borja Adrián nos comentó, entre otras características de sus aceites, el cuidado que ponen en el transporte, fundamental para que el AOVE llegue pleno de sus características a cualquier parte del mundo, Finca la Torre utiliza contenedores climatizados a 8º C para conseguirlo, una muestra más de la excelencia de estos aceites, cultivados ecológicamente en 380 hectáreas de las variedades Hojiblanca, Arbequina, Cornicabra y Picudo.