Alimentaria 2018 (II) De todo un poco

En honor a la verdad hay que señalar que, aunque el sabor del antiguo emplazamiento en Montjuic se echa de menos y hay que desplazarse a L’hospitalet para llegar a Alimentaria 2018, el transporte público en Barcelona funciona de maravilla, las conexiones y frecuencia de metro, autobús y tranvía son magníficas.

Exotismo en la zona internacional

Comentábamos en nuestra primera crónica la importancia del sector cárnico en la industria alimentaria española, tal como se refleja en su presencia en Alimentaria 2018 y la extensión y movimiento de la zona InterCarn. Junto a ello, a pesar de que ha perdido fuelle, el sector del vino sigue teniendo peso, con Intervin. El pódium lo completan Restaurama y la importancia del Food Service en el sector. Tres pilares en torno a los que gira la Feria, que se completa con la presencia de otros sectores muy importantes como por ejemplo el de lácteos o el de las conservas. Además Alimentaria encuentra su complemento ideal en HOSTELCO, la muestra de equipamiento y maquinaria para Hostelería, donde también hemos encontrados algunos sectores en auge, como son los hornos inteligentes de última generación, y el cuidado diseño e innovación en máquinas de café, una parcela ésta, la de los baristas, muy en auge, contando incluso con una competición específica para estos profesionales expertos en la elaboración y perfecto servicio de un buen café.

Ramón Corrales (Barajas 20) en un showcooking con hornos de última generación

Bastante relevancia y éxito de público tienen los grandes espacios destinados a las marcas de gran consumo, por cierto, “pelotazo” de caldos Aneto con su bolsa para la compra que se ha visto por toda la Feria. Grandes marcas como Coca Cola, han elegido Alimentaria 2018 para presentar sus nuevos productos, como la línea Honest de la famosa casa de refrescos, una gama de té y café ecológicos listos para tomar, o sus bebidas vegetales AdeS, sin lactosa y sin azúcares añadidos, entre otros productos.

Mucho para recorrer, como la zona internacional del Pabellón 1, donde también hay un amplio espacio para productos españoles de certificación ecológica, donde pudimos saludar, en la zona de vinos a nuestros amigos de Tierra Savia y sus vinos de la Sierra Norte de Sevilla.

Diseño y vanguardia en equipamiento hostelero

Expoconser nos deparó algunas gratas sorpresas, como las conservas marinas con aloe vera en vez de aceite, que proporcionan un gran respeto por el sabor natural de las materias primas. También nos ha llamado la atención algunas de las “perlas” de diversos productos, ya conocíamos las estupendas de los gaditanos Bochas a base de vinos, pero las hemos probado de wasabi, de pimientos asados, de tomate con albahaca, entre otras, sabores que estallan en la boca y complementan de manera sabrosa y decorativa cualquier pequeña tapa.

Food Trucks también en Alimentaria 2018

Y por fin encontramos Andalucía, al fondo del Pabellón 2, donde tuvimos ocasión de saludar al gran chef y sumiller Leonardo Ramos, a cargo del túnel de cata de vinos andaluces seleccionados por la Junta y, al lado, el stand de Landaluz, donde tuvimos la suerte de coincidir con José Argudo y el maestro de enólogos, Antonio Flores, de González Byass. Señalar el despliegue de la provincia de Málaga, con un llamativo stand llamado “Sabor a Málaga”, más pequeños, pero con presencia también, los de Granada, Cádiz y Jaén.

En fin, quedarán cosas en el tintero, pero esto es grosso modo, lo que ha dado de sí esta Alimentaria 2018, a la espera, en su último día, del concurso de Cocinero del Año, desde aquí deseamos suerte a todos los participantes, pero de manera especial a nuestro amigo sevillano, el gran chef Antonio R. Bort.