Albariza Rosé 2019 es la novedad que nos presenta el grupo jerezano José Estévez este verano. Un vino rosado fresco y alegre elaborado con uvas de la tierra y que nos puede acompañar perfectamente con los platos típicos de la estación, a una temperatura fría.

Albariza Rosé 2019

Tintilla de Rota y Palomino Fino, una casta tinta y otra blanca que nos hablan de Jerez y de sus calizas tierras albarizas que dan nombre a este vino alegre y sin complicaciones. El vino se presenta bien vestido, con una etiqueta de calidad en sus texturas con relieve, limpia y elegante, donde destaca un simpático caballito de mar que nos da pistas de por dónde camina este vino en cuanto a maridajes y un recuerdo de que las tierras de viñedos jerezanas estuvieron antaño cubiertas por el océano Atlántico, dejando en ellas sus huellas en sedimentos de organismos marinos y arcillas.

Un color muy traslúcido, podríamos calificarlo como piel de cebolla pálido, muy limpio y a la moda de esos rosados de baja capa de color que nos llegaron desde la Provenza francesa y su Costa Azul.

Grupo José Estévez

En nariz ya se adivina la característica más señalada de este rosado, su identidad con el terruño de la zona de origen, efectivamente destacan, sobre ciertas leves notas florales y de frutillos rojos frescos, las reminiscencias de la tierra, ese toque terrizo, que se nos confirma con una nota secante como de tiza, que nos remite a su uva Palomino.

Fresco, con buena acidez, fácil de beber, este Albariza Rosé 2019 es la apuesta del Grupo José Estévez por abrir nuevos caminos en la elaboración de vinos de Jerez, en este caso bajo el amparo de la nominación como Vino de la Tierra de Cádiz, con una decantación absoluta hacia el producto de kilómetro cero en lo que se refiere al Marco de Jerez, como han declarado desde la misma bodega.