Como anunciábamos en un artículo reciente, la Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo (ASGyT) y el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Gordal y Manzanilla de Sevilla, han escenificado la firma de su acuerdo de colaboración para proteger, potenciar el conocimiento y consumo de las aceitunas de mesas de Sevilla. El acto ha sido en la sede de la calle Laraña de Sevilla, de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), contando con una cata de diferentes variedades de aceitunas guiada por Daniel del Toro.

Acto de firma del acuerdo

El acto celebrado el mediodía de este lunes 2 de Marzo ha contado con la presencia de medios de comunicación gastrónomos, público en general y una nutrida representación de miembros de la ASGyT. De hecho, el moderador del acto, Juan Manuel Feria Domínguez, une a su condición de catedrático y vicerrector de la UPO su reciente pertenencia a dicha Academia. Junto a él, en la mesa de ponentes, han intervenido, en primer lugar, el presidente de la ASGyT, Julio Moreno Ventas, quien, entre otras cosas, ha calificado a la “aceituna como buque insignia de los productos gastronómicos sevillanos” y ese ha sido motivo principal para que la ASGyT

Daniel del Toro dirige la cata de aceitunas

dedique 2020 a la aceituna de mesa sevillana, en el ánimo de la organización de nombrar cada año un producto típico sevillano como protagonista.

Seguidamente intervino el presidente del Consejo Regulador de las IGP Aceituna Gordal y Aceituna

Manzanilla de Sevilla, Juan Luis Oropesa, que agradeció a la ASGyT la dedicación del año a la aceituna de mesa y procedió a charlar brevemente sobre la historia y la importancia de la cultura del olivar y de la aceituna de mesa para el campo sevillano y su economía. Oropesa señaló como ya en 1510, una fecha muy cercana al mismo descubrimiento, se fletó una nave a Indias, que partió desde el puerto de Triana con un quintal de aceitunas entre otras mercaderías.

Colofón magnífico del acto fue la cata de variedades de aceitunas guiada por Daniel del Toro, donde todos los asistentes pudieron disfrutar no solo de las manzanillas y las gordales, sino también de las aceitunas moronas y las hojiblancas tanto verdes como negras (oxidadas), pudiendo comprobar las bondades y calidad del producto.